VIC

Arquitecto
Sergi Pons
Programa
Vivienda
Superficie
75 m2
Localización
Gràcia, Barcelona

Más allá de las cuestiones técnicas, la reforma que se planteaba aquí era la respuesta a una demanda específica e importante: convertir en “casa” un piso de 65m2 del barrio de Gracia. Toni, acababa de hacer un giro de 180º en su vida personal y había dejado atrás una casa con piscina y jardín en St. Just para instalarse sola en el corazón de la ciudad. Por encima de todo necesitaba recuperar la sensación de que hasta ese momento había tenido en su casa.
Los retos técnicos fueron básicamente tres: aumentar la sensación de espacio visual, optimizar al máximo la luz y conseguir un piso funcional, cómodo y de estética moderna que, al mismo tiempo, evocara esa sensación de “casa” tan importante para Toni .
Para ello se hizo un diseño con dos espacios, de día y de noche, separados por un doble muro blanco de ladrillo que aportaba aquella sensación de casa versus piso de ciudad. Este muro resultaba, además, un buen lugar de almacenamiento, con baldas para libros, espacio para la televisión y los radiadores incorporados en la estructura. La zona de día se hizo diáfana para aumentar la sensación de amplitud y aprovechar mejor la luz, jugando con la altura del extractor para crear privacidad en la cocina y ganar espacio para almacenar.
En la pequeña terraza que había al final de la sala se le puso el mismo suelo que en el interior y una puerta de acordeón de manera que, cuando estaba abierta, terraza y sala quedaban unidas, agrandando el espacio.
En cuanto a la zona de noche, se colocó el mueble de baño en un espacio abierto en medio de las dos habitaciones, creando una original sensación de diálogo y fluidez entre las estancias.
Finalmente, para conseguir más luz y la estética moderna que pedía la clienta, se recurrió básicamente a los materiales: cristales translúcidos en las puertas y una equilibrada