CABESTANY

Arquitecto
Sergi Pons
Programa
Vivienda
Superficie
95 m2
Localización
Les Corts, Barcelona

Yuna acababa de ser trasldada de Japón a Barcelona por su empresa. Con una gran sensibilidad y afecto a los animales y las plantas buscaba un espacio donde poder instalarse con sus gatitos, lo encontró en el corazón del barrio de Les Corts. Era un piso de principios de siglo con mucho potencial y nuestro equipo fue capaz de transformarlo en un espacio acogedor y sereno lleno de referencias a la cultura japonesa, en un intento de hacer sentir a Yuna cerca de su casa, aun sabiendo la distancia que separa Barcelona de Fukuoka, su ciudad natal.
Lo más destacable de esta obra fue el uso de geometrías puras como el cubo. Al introducir un elemento tan geométrico en un espacio ya existente e imperfecto se generan relaciones entre lo antiguo y lo nuevo de un gran interés e intensidad. El cubo o caja es un elemento muy usado en la arquitectura japonesa. Este nuevo elemento vertebra todo el espacio y contiene la cocina y el baño. Se diseñó así un piso diáfano sin barreras ni obstáculos tal y como Yuna había soñado.
El uso de este elemento vertebrador fue según Sergi y nuestro equipo el elemento más interesante e innovador pero la reforma tuvo otros episodios no menos interesantes como el hecho de crear una tarima en la zona de baño y habitación para dejar paso a ciertas instalaciones y así remarcar el tránsito hacia la habitación o espacio de descanso sin recurrir a un elemento barrera. La tarima de madera también tiene un fuerte componente oriental. Se creó una alfombra de mosaico hidráulico en la entrada para dejar los zapatos y así poder discurrir descalzos por el piso y disfrutar de la madera de roble natural sensiblemente tratada.
Una gran sorpresa para todos al repicar los muros existentes fue descubrir un muro de piedra de Montjuic, Imaginábamos en la fase de proyecto que por la época habría barro cocido pero no fue así. Ese descubrimiento condicionó el resto de actuaciones de manera que para no cargar el resto del piso se usó el blanco liso en paredes como telón de fondo y potenciador de la rugosidad y el color de la piedra y la madera en el suelo como únicos elementos decorativos.